Integración de Cloud para pequeñas, medianas y grandes empresas

En la actualidad, obtener datos e información a cualquier hora y lugar puede ser posible gracias al servicio de Cloud. Contrario a lo que se piensa, esta solución no es solamente para empresas grandes, también para las pequeñas y medianas. Al invertir en Cloud, las organizaciones simplifican su equipo de TI, reducen sus costos de operación, estandarizan la plataforma de TI y funcionan de manera más oportuna y eficiente.

Según Canalys, el gasto mundial en servicios de infraestructura Cloud creció un 52,3% en el segundo trimestre del año, alcanzando los 9.500 mmd, un dato que refleja la creciente adopción por parte de las empresas y la expansión del uso de servicios centrados en el consumidor, tales como redes sociales, juegos y video streaming.

Uno de los mayores obstáculos para la adopción eficaz del Cloud es la conexión, sincronización y correlación de datos, aplicaciones y procesos entre los sistemas del Cloud y del entorno local. Más del 64% de las empresas indicaron que se enfrentan a este desafío actualmente.1

Informatica LLC, -recomienda buscar soluciones de gestión de datos e integración en Cloud que le ayudan a controlar la complejidad de los datos para aprovechar mejor sus inversiones en SaaS con el resto de las aplicaciones empresariales.

Software como un Servicio (SaaS, por sus siglas en inglés) es un modelo de distribución de software donde el soporte lógico y los datos que maneja se alojan en servidores de una compañía de tecnologías de información y comunicación. Las empresas proveedoras TIC se ocupan del servicio de mantenimiento, de la operación diaria y del soporte del software usado por el cliente. Regularmente, el software puede ser consultado en cualquier computador, se encuentre presente en la empresa o no. Se deduce que la información, el procesamiento, los insumos y los resultados de la lógica de negocio del software, están hospedados en la compañía de TIC.2

Las soluciones de gestión de datos e integración en Cloud que ayuden a sacarle “jugo” a las inversiones en SaaS y las aplicaciones empresariales deben tener las siguientes características con el fin de tener un fácil acceso a Cloud:

Sencillas: el aprendizaje de su oferta de integración debe ser sencillo tanto para los administradores de SaaS como para los analistas de negocio, esto provoca que el uso de las aplicaciones SaaS se dispare porque son fáciles de utilizar.

Eficientes: plantillas para maximizar la eficiencia de las tareas más comunes.

Flexibles: sólido conjunto de conectores preintegrados a fin de que tenga flexibilidad para conectarse al mayor número posible de aplicaciones del Cloud y del entorno local.

Seguras: diseñadas para el cumplimiento de los requisitos de seguridad de datos y usuarios, incluso de las normativas más sensibles del sector.

La tendencia de Cloud es cada vez más fuerte y las empresas están formulando el migrar a esta herramienta; de manera que, a partir de los próximos años, será cada vez más común ver aplicaciones de Cloud utilizadas en el ambiente corporativo – todo esto porque ofrecen permisos de acceso desde las ubicaciones más remotas, sin obligar que alguien esté en un ambiente físico para conseguir visualizar un archivo. Pero, con esto, también surge una preocupación acerca de la seguridad, algo en lo que se debe poner atención al elegir una opción de almacenamiento en la nube.

Si queremos estar lo más protegidos posibles, tenemos que realizar mejoras en la seguridad y la privacidad de nuestra información cuando utilizamos servicios de almacenamiento en la nube como no otorgar datos personales, contraseñas fáciles de descifrar, así como tomar en cuenta ciertas características que brindarán al servicio de Cloud una mayor seguridad.

Es por esto que el servicio de Cloud es una solución de datos ideal que representa una gran inversión en una plataforma de datos.

Comentarios