La validación de datos es la principal responsable de una toma de decisiones más consciente

blog1

Una de las grandes dificultades de las empresas en la actual generación consiste en alcanzar la agilidad plena en todos sus procesos. En un mercado que exige cada vez más rapidez a las organizaciones, muchas pierden al no darle prioridad a la agilidad, con frecuencia poniendo en riesgo su credibilidad.

El “nuevo” CIO debe ser alguien que comprende la importancia de todas las personas que componen un equipo y que conoce cómo aprovechar lo mejor que cada uno tiene para ofrecer. Es esencial respetar y permitir que todos los departamentos contribuyan de alguna manera a que el trabajo se haga. Solo así, el CIO cumplirá su misión como líder. Al igual que los analistas, los desarrolladores necesitan ser cada vez más estratégicos para generar información de valor.

Es muy importante que las organizaciones tengan análisis profundos, que puedan describir, diagnosticar, prever y, finalmente, prescribir soluciones a los más variados problemas. Pero si no hay una comunicación interna eficiente, el trabajo terminará, de alguna manera, fallando en diversos aspectos.

La validación de datos es la principal responsable de una toma de decisiones más consciente y correcta. Por ello, si los líderes no reciben las respuestas en el tiempo que deberían llegar, de nada servirá el resultado. La función del CIO es estimular y exigir datos de alta calidad. La validación de datos requiere aplicar la máxima precaución posible.

La administración de datos debe tener una función estratégica de negocio. ¿No sabe por dónde empezar? Podemos ayudarlo. Descargue nuestro e-book aquí.

Comentarios