El análisis de datos como generador de negocios

Análisis

Por Esther Riveroll*

En la actualidad, los negocios enfrentan diversos desafíos para continuar de pie y crecer en medio de un mercado cada vez más competido, donde hasta el mínimo detalle cuenta para hacer la diferencia entre crecer, estancarse o morir. Muchas son las estrategias que las organizaciones han implementado para hacer frente a las condiciones de este nuevo entorno de negocios, algunas de ellas con muy buenos resultados; sin embargo, la mayoría se queda únicamente en un nivel superficial, tratando de resolver un problema emergente sin solucionar cuestiones de fondo que den solidez a la organización.

En este sentido, uno de los elementos clave – incluso podríamos decir crítico – para las organizaciones es lograr una correcta gestión de sus datos que permita integrar y explotar los grandes volúmenes que cada organización acumula en el día a día, procedentes de distintas fuentes y que son materia prima para las áreas que conforman el negocio.

Pero, ¿por qué es tan importante este asunto? Sin duda, es sabido que los negocios de hoy dependen en gran medida de la toma de decisiones, y la mejor manera de realizar esto de manera correcta e informada es con base en los datos. ¿Te has puesto a pensar cuántas decisiones se toman en tu organización cada día? Considera las funciones de cada colaborador, área, actividad o proceso… seguro que al día pueden llegar a tomar miles de decisiones en total. Y lo más importante de esto es que las decisiones mal tomadas con información incompleta, incorrecta o a destiempo, pueden impactar severa y negativamente en el crecimiento del negocio.

Por ejemplo, ¿sabías que una mala calidad de los datos almacenados puede ocasionar menor agilidad del negocio, incumplimiento de políticas y derivar en sanciones de los organismos reguladores? Tan sólo algunas previsiones de Gartner señalan que para 2017 una tercera parte de las empresas de la lista Fortune 100 experimentará crisis informativas que incluirán datos imprecisos, comprometidos o que incumplen las regulaciones.

Todas las organizaciones acumulan una gran cantidad de datos estructurados y no estructurados de diversas fuentes, a una velocidad ni siquiera imaginada; es por ello que la variedad, rapidez y cantidad han hecho complicada ha integración de datos por medio de técnicas tradicionales. ¿Cómo, entonces, contar con datos de calidad que den soporte real a los procesos de negocio y apoyen una forma de decisiones informada?

Una de las apuestas de la industria y de los negocios para hacer frente a este reto ha sido Big Data, un conjunto de soluciones tecnológicas que posibilitan una gestión y el análisis de grandes volúmenes de datos que, como ya decíamos, no pueden ser tratados de manera convencional debido a que superan la capacidad de las aplicaciones de software destinadas para la captura y el procesamiento de datos.

Big Data hace referencia a aplicaciones de software, infraestructura y servicios creados para tal finalidad, que son capaces de potencializar la información con datos oportunos, relevantes y confiables para cumplir con las principales necesidades de negocio. Muchas organizaciones están viendo en Big Data la solución a sus problemas de gestión de datos, ya que brinda hasta cinco veces más productividad al permitir integrar casi cualquier tipo de dados y a cualquier escala. La pregunta es ¿la información analizada es correcta?

Cifras de Gartner indican que estas soluciones tecnológicas están en plena expansión, ya que 73% de las organizaciones han invertido o planean invertir en Big Data durante 2015.

Tanto el análisis de la industria como la experiencia en el mundo real ha mostrado que 80% del trabajo de un proyecto con Big Data involucra la integración ya la calidad de los datos, a que la clave es consolidar los datos y tener una única versión de la verdad.

Ante este escenario, se recomienda establecer una gestión de datos maestros multidomonio y jerarquías de relaciones asociadas, que garantice la entrega oportuna de datos muy precisos y fiables a los sistemas de Business Intelligence (BI), Analítica y Generación de reportes.

De esta manera, será más fácil capitalizar y tomar ventaja rápidamente del potencial de los datos de manera que transformen las ideas en productos y servicios innovadores. Ya no más ahogarse en un cúmulo de datos ni tomar decisiones sin sustento, aprovecha las ventajas de la explosión de información y pon a trabajar el potencial de tu información.

*Esther Riveroll es Country Manager de Informatica Corporation para México, Costa Rica y Panamá

Comentarios